Escritor renguino Remberto Latorre adelanta detalles de su nuevo libro

El escritor Remberto Latorre Vásquez

Se trata de “Días y Noches en Villa Deseada”, el que será presentado el jueves 24 de enero a las 20:00 Hrs. en el Centro Religioso y Cultural San Pedro y San Pablo, de Rengo. La actividad es de carácter abierta y gratuita.

Remberto Latorre, diseñador teatral, dramaturgo e investigador, quién ha sido docente en la Universidad de Chile, y en el Instituto Nacional de Arte Dramático de Lima y el Teatro Universitario de San Marcos, Perú, se apresta al lanzamiento de su último libro, “Días y Noches en Villa Deseada”, el próximo jueves 24 de enero en el Centro Cultural San Pedro y San Pablo, el cual ya ha merecido algunas reseñas aparecidas en medios de comunicación. Esas mismas reseñas indican que, aunque escrito preferentemente en narrativa, en el texto se advierte la formación teatral del autor, cuestión que este no niega.

“En verdad -confiesa- a mí me enseñó más el teatro, que el liceo -no pongo la escuela primaria, porque ahí aprendí mucho- porque lo aprendido en el liceo con el tiempo se me borra; en cambio, lo que aprendí en el teatro, como forma de vida y como reflexión de la vida, no se me va a olvidar nunca, eso me formó”.

“Días y Noches en Villa Deseada” es un libro profundamente místico, donde se da curso a las preocupaciones y reflexiones teológicas del autor, y su correlato con la contingencia y la vida cotidiana. Para ser un hombre de fe, que estudia, se mueve y trabaja en el mundo del teatro, en el que las preguntas, lo contestatario, la sensualidad (en términos de exploración y estímulo de los sentidos) y el escepticismo a menudo están presentes, Remberto Latorre no es una persona de complejos ni tabúes. Con un libro sobre la Historia del Teatro Contemporáneo en preparación, a publicarse durante el primer semestre de 2013 por Ediciones ICD, el investigador no sabe de restricciones ni prejuicios al abordar el arte escénico.

“No tengo problemas en apreciar la grandeza de una obra materialista dialéctica, o agnóstica, o sin tema religioso, porque en mi vida también he pasado por todas las etapas: he tenido tiempos de profunda fe espontánea, no por enseñanza; después, en la medida que fui estudiando en medios que son generalmente agnósticos o materialistas, comencé a considerar la opción de la solución de “justicia en la tierra”, pero a poco andar me di cuenta que no era “tan justa”, y es una etapa que yo viví y en que estuve alejado de la religiosidad, sin perder la fe y el amor a Jesucristo, que eso no lo he perdido nunca, hasta que viví un reencuentro, muy largo de relatar, que me significó un vuelco totalmente nuevo y renovado a la religiosidad, con bastante estudio y también con intuición”.

Portada del libro 'Días y Noches en Villa Deseada'

¿Cómo nace este libro?

“Lo primero que me motivó fue hacer una defensa hacia el sacerdocio católico, muy atacado últimamente. Entonces ahí planteo la historia de un sacerdote que vive en Villa Deseada, antiguo nombre de la ciudad de Rengo, continuando con el espacio mítico que yo vengo presentando en mis obras, que es un ‘Rengo’ o ‘Villa Deseada’ no real, sino mítico”.

Si sus formatos habituales son el ensayo y la dramaturgia, ¿cómo es que en este libro dos de las tres piezas están preferentemente en clave narrativa?

La explicación es más bien práctica. Eso significa que no tiene necesariamente que tomarlas una compañía de teatro y representarlas para darlas a conocer, lo que es más difícil y complejo. Es, en realidad, una obra de teatro, pero escrita en forma narrativa”.

En la primera parte nos encontramos con un texto cercano al absurdo y al surrealismo que, aunque en prosa, también está estructuralmente sustentado en el diálogo de los personajes, que son nada menos que Adán y Eva.

“Para completar el libro hice algo, como quien piensa en la Biblia, y si la parte del sacerdote representa de alguna forma al Nuevo Testamento, en la que corresponde al Antiguo Testamento judaico pongo a dos personas que también son recurrentes y que he ocupado en varias obras, que son Adán y Eva, como seres míticos representando al hombre y a la mujer, y que recorren Chile. Esa obra me salió rapidísima. No pensé que iba a ser tan fácil“.

Sin embargo, hay una breve pieza que si es derechamente dramática, un auto sacramental que funciona como intermedio entre las dos partes más extensas.

La génesis de la pieza intermedia del libro surgió de la siguiente manera: La construcción de la capilla en Rengo -que forma parte del Centro Religioso y Cultural San Pedro y San Pablo que Remberto fundara en 2010 en el marco de la celebración del Bicentenario Nacional- me permitió ponerme en contacto con la Congregación Asuncionista Femenina, entonces les escribí un pequeño Auto Sacramental dedicado a ellas, las que se llaman asuncionistas por la asunción de la Virgen María al cielo impulsada por los ángeles, a diferencia de Cristo que asciende por sí mismo. Esa breve pieza corresponde al nexo entre las dos ‘partes bíblicas’, pues es la Virgen el nexo entre el Antiguo y el Nuevo Testamento: ella fue elegida para eso; por eso es tan querida en todo el mundo, incluso a veces más querida que el mismo Cristo”.

¿Cómo describiría “Días y Noches en Villa Deseada”?

“Es una obra donde se encuentran tres jardines: el jardín del paraíso perdido, que termina pareciéndose a Chile; el jardín del anteparaíso, y el jardín del suplicio de Cristo ante la cruz, el Getsemaní”.

A propósito de la recurrencia de este espacio mítico, inspirado en Rengo, que aparece en sus obras, y su compromiso con la ciudad, que lo llevó a construir un complejo religioso y cultural allí ¿Cómo explica la permanencia de este vínculo con Rengo, habiendo vivido desde hace ya varios años en Santiago y en Lima, ciudades con más vida cultural acorde a sus inquietudes e intereses?

Remberto Latorre es diseñador teatral.

“Porque en Rengo están mis raíces, las raíces familiares, los mejores recuerdos de las personas que me formaron en el núcleo familiar, en el vientre familiar. Tengo muy buenos recuerdos de la escuela pública donde estudié, no tanto del liceo, donde estuve un año. Encontré yo que los alumnos pobres, de la escuela pública donde estudié, que eran de mi barrio y de otros barrios, eran mucho más honestos consigo mismos y tranquilos que los del Liceo”.

“Días y Noches en Villa Deseada” será presentado el jueves 24 de enero a las 20:00 Hrs. en el Centro Religioso y Cultural San Pedro y San Pablo, ubicado en calle Juan Egenau 1010, en Rengo. La invitación es abierta y gratuita.